lunes, 27 de febrero de 2012

"Tres Colores" Azul,Blanco y Rojo


Dentro del cine hay muchos directores que con forme vez su trabajo te va gustando más la forma en cómo lo realizan, Krzysztof Kieslowski  es uno de los directores que vez y vuelves a ver sus películas y tal vez hasta una tercera les entiendas un poco, un realizador con independencia intelectual que le permitía brindarnos el mejor cine de autor, un cine que constantemente nos desafiaba a pensar sobre la condición humana, dejándonos mayores interrogantes que respuestas, para que nos encargáramos de buscar estas últimas por nosotros mismos.  filmo obras tan chingonas como El Decálogo, La doble vida de Verónica y una trilogía muy interesante que vi por primera vez hace muchos años por ahí del 96 y que hace menos de un mes tuve la oportunidad de volver a disfrutar y que hoy les voy platicar un poco.

"Los tres colores". Esta famosa trilogía dedicada a la bandera francesa, utilizando sus correspondientes colores que hacen referencia a cada uno de los tres principios básicos de la revolución francesa, libertad (Azul), igualdad (Blanco) y fraternidad (Rojo). Los tres films son interdependientes entre sí, sin embargo ciertos y sutiles elementos los ligan para crear así una trilogía perfecta, que en base a tres propuestas diferentes llega a conseguir un todo en tres películas individuales y cada una con un sello muy particular, pero la palabra humanidad, en todos sus significados, es el centro de todas las historias.

Azul  es la primera entrega de la trilogía francesa Tres Colores: Julie (Juliette Binoche) acaba de perder a su esposo, un importante compositor, y a su hija en un accidente. Ella decide comenzar de nuevo, alejada de los privilegios de su antigua vida, pero en el camino conocerá a Sandrine (Florence Pernel), una reportera que está empeñada en probar que era Julie y no su esposo  la que componía las canciones. Olivier (Benoît Régent), el antiguo asistente de su marido, quien la ama en silencio desde hace años, tratará de convencerla de terminar el “Concierto para Europa”, ambiciosa obra que su difunto esposo nunca concluyó.




Blanco es la segunda entrega de la trilogía francesa Tres Colores: Karol (Zbigniew Zamachowski) es un peluquero polaco que se  casa con  Dominique (Julie Delpy),  una hermosa mujer francesa.  Ambos se trasladan a París donde su matrimonio llega a un trágico final.  Karol, abandonado y convertido en un mendigo, regresa  a Polonia con la ayuda de Micolaj (Janusz Gajos). Pronto emprende un negocio que lo convierte en un exitoso hombre de mundo; pero  nunca olvida a Dominique, y quiere recuperarla  aunque eso implique desbordar  su deseo de venganza.


Rojo es la tercera entrega de de la trilogía  francesa Tres Colores: esta cinta cuenta la historia de Valentine (Irene Jacob), una estudiante  que sobrevive  como modelo de fotografía. Una tarde,  atropella por accidente a la perra de un juez jubilado (Jean-Louis Trintignant), que tras la infidelidad de su esposa, ahora  pasa su tiempo espiando a sus vecinos. Valentine quiere descubrir qué oculta el juez y comienzan una relación, misma que poco a poco se convierte en amistad, la cual ayudará al juez a salir de su encierro y a darle sentido a su vida.




  
"Rojo" es de toda la trilogía es la más absorbente, la más enigmática, empata con "Azul". Nos quedamos sin saber en qué esfera del tiempo nos movemos, y si las coincidencias son sólo eso, o hay más detrás de todo. Una saga maestra que desborda gran cantidad de simbolismos, metáforas y que sobre todo juega con darle nuevas significaciones a los objetos y al cine. "Azul" presenta un argumento algo críptico para el espectador medio, caía en los tiempos muertos como modo de expresar el vacío en la vida de su protagonista y utilizaba ciertos recursos técnico expresivo. "Blanco" se basa en su historia y en su línea argumental con una gran historia de rasgos cómicos. Por último "Rojo", es una obra maestra que deja en el espectador una sensación de optimismo ante el ser humano. En si la saga completa representa tres visiones distintas de la vida frente a tres temas diferentes, con luz roja al final del túnel, desde una mirada tan sabia como es la de Kieslowski.


Estas películas han sido reeditadas y podrán conseguirse solas o en paquete, en DVD y Bluray y no creo que salgan muy caras así que es una buena oportunidad para conseguirlas yo por lo pronto ya tengo mi copia y si las compran  podrán notar que algo de ellas tiene el toque de este reptil, aparte de ser excelente cine , este tipo de clásicos siempre es bueno darles un vistazo.


Fuente:

viernes, 17 de febrero de 2012

Verdades Absolutas XLVII


Aprende a valorar
 "Lo que tienes" 
antes de que se convierta en 
"Lo que tenías".
Anónimo 
Coffee - foto de Ezra Caldwell